¿Podemos vigilar una cuenta de Facebook a distancia?
Note: 4.50 2 votes

¿Se puede espiar una cuenta de Facebook discretamente? ¿Cómo?


Seguro que ya ha tenido ganas en algún momento de espiar la cuenta de Facebook de alguien de su entorno y quizás haya probado varias técnicas, como intentar conectarse a esta cuenta probando diferentes contraseñas, seguramente sin éxito. En realidad, existen formas mucho más sencillas de acceder a los datos de una cuenta de Facebook, y la más eficaz es el programa espía.

Este programa, también llamado spyware, es un pequeño software que se instala en el dispositivo que quiere vigilar. Casi siempre se trata de un teléfono móvil, ya que la mayoría de usuarios de Facebook se conectan desde la aplicación de esta red social en sus teléfonos inteligentes. Sin embargo, claro, también puede instalar este tipo de programa en una tableta o un ordenador.

Una vez que el programa de espionaje esté instalado, este le permitirá acceder a distancia a todos los elementos, publicaciones, imágenes, amigos, perfiles e incluso conversaciones del usuario que esté vigilando como si se tratara de su propia cuenta. Por supuesto, en este caso no podrá utilizar la cuenta para poner estados o hablar con los amigos de esta persona, porque esto estaría considerado como piratear la cuenta, tal y como le vamos a explicar más abajo. Se trata simplemente de vigilar lo que ocurre en la cuenta de Facebook interceptada sin restricciones de confidencialidad.

Para ello, bastará con conectarse a su panel de control a partir de cualquier otro aparato conectado a Internet, como un teléfono, una tableta o un ordenador, y utilizar el nombre y la contraseña que le habrán comunicado o que habrá elegido en el momento de su inscripción. Desde este panel de control podrá visualizar todos los acontecimientos relacionados con el uso de Facebook desde la cuenta del usuario al que esté vigilando y desde el aparato interceptado.

Por otro lado, la gran ventaja de este tipo de aplicación es su discreción. En efecto, la persona que utilice el aparato en el que estará instalado el programa no podrá saber de ninguna manera que está espiando su cuenta de Facebook excepto si usted le informa primero, ya que no aparece ningún icono en el menú de su teléfono u otro aparato.

Por supuesto, para que esta vigilancia funcione, el teléfono interceptado debe estar conectado a Internet.

 

¿Es legal vigilar una cuenta de Facebook con un programa espía?


Como podrá ver por sí mismo en el sitio web del proveedor de este tipo de programas espía, no se le pedirá ningún justificante respecto al uso que quiere hacer de este programa. Sin embargo, es importante recordar aquí la ley en lo que respecta a este tipo de espionaje.

En realidad, en estos sitios web encontrará una advertencia legal respecto al uso autorizado de este tipo de vigilancia. En efecto, los programas espía que permiten vigilar una cuenta de Facebook sólo están dirigidos a los padres que desean utilizarlos en el teléfono móvil, tableta u ordenador de sus hijos menores, así como a los jefes de empresas y directores que quieren vigilar las actividades de sus empleados, e incluso en estos dos casos precisos se aplican algunas reglas adicionales.

Por ejemplo, para los padres, el niño al que quieren vigilar tiene que estar al corriente de que van a instalar un programa de este tipo en sus dispositivos. A quién pertenezca el teléfono, la línea u otros dispositivos no es un argumento válido para no advertir al niño o adolescente, ya sea menor o mayor de edad. Así pues, independientemente de la edad, los padres deben avisar al niño de la presencia de este programa.

En lo que respecta al uso de este tipo de spyware en las empresas, este también está autorizado bajo algunas condiciones. Se debe avisar a los empleados de una forma clara de la presencia de esta aplicación en sus aparatos (teléfono, ordenador o tableta) profesionales. De hecho, el jefe no puede en ningún caso utilizar este tipo de aplicación en los aparatos personales de los empleados.

Así pues, usted es libre de utilizar estos programas como quiera, pero si desea usarlos para espiar a su pareja o a un amigo sin que ellos lo sepan, tiene que saber que la persona podrá denunciarle en caso de que lo descubra y el proveedor de la aplicación no se hará responsable bajo ningún concepto.

Además, sepa que para utilizar este tipo de programa para vigilar o espiar una cuenta de Facebook es necesario instalar este programa en el aparato que quiere interceptar. Así pues, debe tenerlo en mano físicamente para manipularlo. No espere espiar el teléfono de alguien si no puede manipularlo físicamente o si no conoce el código de seguridad.

Los usos legales de estos programas de vigilancia y espionaje de Facebook u otras redes sociales ya permiten, sin embargo, hacer muchas otras cosas.

 

Una seguridad para los padres frente a los peligros de las redes sociales

Como acabamos de ver con detalles, que los padres utilicen un programa espía en los aparatos que utilizan sus hijos es uno de los usos legales de este software. Pero entonces ¿por qué es interesante este tipo de vigilancia que algunas personas pueden considerar como un abuso de confianza?

En realidad, basta con ver o leer un poco las noticias para descubrir muy a menudo sucesos relacionados con el uso de las redes sociales como Facebook por parte de menores y casos en los que los padres no han podido intervenir, simplemente porque no sabían lo que pasaba realmente. Sabemos que personas malintencionadas o depredadores sexuales utilizan estas redes sociales que a los jóvenes tanto les gustan para ponerse en contacto con futuras víctimas. Gracias a este tipo de programas discretos y completos, los padres pueden saber con quién hablan o a quién siguen sus hijos en Facebook y pueden estar alerta ante un posible peligro.

Esto también permite que los padres comprueben que sus hijos no publican cosas, como cierto tipo de fotos o vídeos, que podrían dañar su imagen o que pudieran utilizarse para fines malintencionados. Todos sabemos, por haber visto algunos ejemplos en los medios de comunicación, que los datos recogidos o mostrados en las redes sociales pueden tener consecuencias dramáticas para el bienestar y la seguridad de los niños y adolescentes.

Por último, el hecho de vigilar la cuenta de Facebook de sus hijos permite comprobar que estos no son víctimas de acoso por parte de compañeros de clase, cuyas consecuencias pueden también ser catastróficas, sobre todo porque por lo general los niños se guardan para sí mismos este tipo de cosas.

Sin embargo, estos programas van un poco más allá, ya que permiten que los padres bloqueen o restrinjan a distancia el acceso del aparato interceptado a algunas aplicaciones, como las principales redes sociales, entre las que se incluye Facebook, así como el acceso a algunos sitios web que pueden no estar adaptados a la edad del niño.  Así pues, ofrecen mucho más que una simple vigilancia y también actúan como soluciones de control parental completo y personalizable a distancia.

Teniendo en cuenta estos diferentes argumentos, deducimos que la utilidad de este tipo de programas espía es real y que en este caso el objetivo no es entrar en la vida privada de los niños, sino simplemente asegurar su seguridad con medios modernos y actuales.

 

Un elemento tranquilizador para los jefes frente a los abusos de los empleados

Hoy en día, todos los empleados utilizan las nuevas tecnologías en el marco de su trabajo y es de lo más normal que las empresas pongan a su disposición material informático y de comunicación como ordenadores, tabletas o teléfonos móviles. Sin embargo, puede ser muy tentador para los empleados que tienen este tipo de material utilizarlo para conectarse a las redes sociales. Es evidente que el tiempo que pasan los asalariados en estas redes como Facebook representa una pérdida de tiempo en el trabajo que no debe ignorarse y, en consecuencia, este tiempo supone una pérdida financiera para la empresa.

Es la razón por la que numerosos directivos eligen equipar los aparatos que proporcionan a sus empleados con programas espía. Por supuesto, en este caso los empleados deben haber sido informados previamente de que tienen este spyware en sus móviles.

La ventaja de este tipo de programas para las empresas es que permiten, según la flexibilidad y la voluntad de los directivos, bloquear completamente el acceso de los empleados a algunas aplicaciones como Facebook, o autorizarlo pero tener un control a distancia sobre el uso de las mismas para evitar abusos en lo que respecta al tiempo.

Por supuesto, los jefes no podrán en ningún caso revelar o utilizar elementos de la vida privada de los empleados que se hayan obtenido mediante estos programas, tal y como lo impone la ley respecto a la vida privada.

Cabe señalar también que solo los aparatos que pertenecen a la empresa pueden estar equipados de este tipo de programa de espionaje, y que por lo tanto la empresa no puede bajo ningún concepto imponer este spyware a asalariados en sus dispositivos personales.

 

¿Qué diferencia hay entre vigilar y piratear una cuenta de Facebook?

Muchas personas tienden todavía a confundir las nociones de espionaje y piratería de una cuenta de Facebook. Como hemos visto en este artículo, los spyware permiten espiar muy fácilmente la cuenta de Facebook de una persona vigilando los datos emitidos y recibidos desde su teléfono móvil u otro aparato utilizado para navegar por esta red social. Evidentemente, en este caso no se trata de piratear la cuenta de la persona en concreto.

Es decir, que solo podrá consultar lo que pasa y en ningún momento podrá hacerse pasar por esta persona y llevar a cabo acciones concretas en su perfil, como por ejemplo hacer publicaciones o hablar con sus contactos.

Por supuesto, en la red existen miles de sitios web, vídeos y tutoriales que explican cómo piratear una cuenta de Facebook, pero podemos decirle ya que ninguno de estos métodos funciona. En el mejor de los casos quizás consiga copiar una cuenta creando una similar, pero no pasará de eso. Es cierto que algunos hackers presumen de poder piratear cualquier cuenta, pero esto es cada vez más complicado puesto que Facebook apuesta sobre todo por la seguridad de sus usuarios y sus datos personales, por lo que refuerza permanentemente su sistema de seguridad.

También debemos recordar que piratear una cuenta de Facebook o cualquier otra cuenta segura está totalmente prohibido y está castigado por la ley. Así pues, no se deje caer en la tentación de este tipo de prácticas ilegales.

El único método legal del que dispone para vigilar una cuenta de Facebook, y siempre y cuando respete las reglas en vigor en su país de residencia, consiste en utilizar un programa espía o spyware a la venta libremente como el que le aconsejamos aquí.